Recapitulemos

Bueno, ya estamos en la recta final. Hemos ido ascendiendo a través de los chakras. Decidí hacerlo así para que puedas poco a poco ir retrogradando tu mente y asumiendo que cualquier cambio que quieras conseguir es posible con el impulso necesario, la disciplina necesaria, las creencias necesarias. Reconociendo de donde viene la necesidad de tu cambio.

He pretendido aportarte diferentes herramientas ya que no todas valen para todos. Y que tengas suficientes recursos para volver atrás y cambiar el rumbo si así lo necesitas.

Cuando hablamos de un ser equilibrado  es que tiene todas las “parcelas” iluminadas. Siguiendo el símil de los chakras:

Puede ocurrir que le des excesiva importancia a todo lo material, al estado de supervivencia, que no consideres que haya nada más allá de lo que ves y lo que tocas.

Que seas víctima de tus emociones y te controlen continuamente.

En definitiva que seas como una pirámide invertida.

No quiere decir que SEAS así si no que quizás en una determinada época de nuestra vida te puedes sentir así, como un autómata, que va a trabajar, se acuesta y se levanta a trabajar otra vez…

 

Sin embargo puede ocurrir lo contrario y esto es lo que muchos monjes y ermitaños llegan a conseguir. Es estar muy conectados a través de la meditación y otros ejercicios espirituales a lo no visible. Desarrollando una gran intuición y lo que se denomina el tercer ojo. Pero que han desechado su necesidad de lo material.

No tienen riquezas, la comida es poco importante y no se dejan guiar por las modas ni por nada que sea una necesidad física.

 

 

Pero como hemos dicho “La virtud está en el equilibrio”. Y es que si todos nuestros chacras están equilibramos podemos brillas con luz propia.

Si recuerdas los experimentos de colegio que pasaban un haz de luz por un prisma y veías los 7 colores del arcoíris… o simplemente mira al cielo un día de lluvia y sol. Y es que no hay más de un color que otro. Si no que están en perfecto equilibrio.

Necesitamos las cosas materiales pues por eso estamos en esta 3D en la que lo material existe, pero también necesitamos esa conexión espiritual ya que su ausencia nos puede lleva a una falta de sentido en nuestra vida.

 

Con esto te invito a mirar frecuentemente en tu interior y sentir. ¿donde me esto enfocando más y estoy dilatando? ¿Donde hace tiempo que no trabajo? ¿cual chacra no está brillando con luz propia?

Y así en este continuo desequilibrar y equilibrar iras aprendiendo a conocerte para poder superarte

Ir arriba

Suscríbete a la Cumbre

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies    Más información
Privacidad